Frote hacia abajo joven

frote hacia abajo joven

A nuestro lado había dos hombres, que después de ofrecernos papas fritas que yo acepté comenzaron a comportarse de manera muy extraña. De un momento a otro comenzó a frotar su cuerpo contra el mío y allí fue donde, creo yo, ocurrió todo. No tenía idea de lo que había hecho. Estaba pendiente de que tocara una banda a la que sigo desde la adolescencia.

Sin embargo, mientras tenía la vista puesta en el escenario, vi por el rabillo del ojo que uno de los tipos, el rubio alto, estaba mirando una foto en su celular y riéndose: Sin duda alguna, mi entrepierna y mi ropa interior. Entonces le agarré el teléfono y comencé a gritar que me había tomado una foto por debajo de la falda. Él, iracundo, me lo pidió de vuelta varias veces, mientras explicaba que era una foto del escenario y me sacudía para que le devolviera el teléfono.

Miré a mi alrededor y pedí ayuda. Le pasé el teléfono a una chica que estaba cerca, con la que había conversado un rato antes. Un tipo me dijo "corre". El tipo me perseguía y lo escuchaba gritar que le devolviera su teléfono. Logré llegar hasta un grupo del equipo de seguridad, que al ver el estado en que me encontraba -y que había alguien tras de mí-, me rodeó de inmediato.

El tipo chocó contra ellos, gritando que él no había tomado ninguna foto. Uno de los guardias me dijo que le pasara el celular. Los guardias llamaron a la policía y mientras llegaban escuché las primeras notas de la banda que tanto quería disfrutar. Entonces llegaron dos agentes, un hombre y una mujer. Fueron muy amables y comprensivos. Así que no es mucho lo que podemos hacer, porque no puedes ver algo que consideremos malo o perjudicial ".

Muchas de las fotos de este estilo terminan en sitios para adultos que son comercialmente exitosos. Me dijo si quería hacer una declaración, que él registraría. Pero no me sentía bien: Sólo quería disfrutar lo poco que quedaba de aquella noche, que ya me había costado bastante dinero, y preocuparme por la denuncia después.

La policía me aseguró que " l o habían obligado a borrar la foto ". En el estado de alteración en que me encontraba, no se me ocurrió pensar que esa era mi evidencia.

Si no hubiera llevado nada, tal vez la policía hubiera tenido que actuar de una manera diferente. En este caso el índice de la mano derecha rasca debajo del lóbulo de la oreja o rasca el costado del cuello. Nuestras observaciones de este gesto revelan algo interesante: El gesto indica duda, incertidumbre, y es característico de la persona que dice: Es muy notorio cuando el lenguaje verbal contradice el gesto; por ejemplo, cuando la persona dice: Algunas personas cuando dicen una mentira y sospechan que se los ha descubierto realizan el gesto de tirar del cuello de la camisa.

Cuando descubra esto puede preguntarle a la persona que repita o explique nuevamente lo que ha dicho. El gesto de la persona que se pone los dedos en la boca cuando se siente presionada es el intento inconsciente de la persona de volver a la seguridad del recién nacido que succiona el pecho materno. Un niño reemplaza el pecho de la madre por el pulgar, y el adulto no sólo se pone los dedos en la boca sino que inserta en ella cosas como cigarrillos, pipas, lapiceras, etc.

Si bien casi todos los gestos hechos con las manos en la cara expresan mentira o desilusión, meterse los dedos en la boca es una manifestación de la necesidad de seguridad.

Lo adecuado es dar garantías y seguridades a la persona que hace este gesto. Un movimiento simple como el de alcanzarle algo al oyente para alterarle la posición puede producir un cambio de actitud. La evaluación se demuestra con la mano cerrada apoyada en la mejilla, en general con el índice hacia arriba. Cuando una persona se pone en la boca un objeto cigarrillo, lapicera, etc.

La versión exagerada de tirar del cuello de la camisa es frotarse la nuca con la palma de la mano. La persona que hace ese gesto cuando miente, por lo general evita la mirada directa y mira hacia abajo. Ese gesto expresa también enojo o frustración. Si al señalarle un error a alguien esa persona reconoce el olvido cometido y se golpea la frente, es que no se ha sentido intimidada por su observación. Si, de lo contrario, se da la palmada en la nuca, refleja que usted es para el un dolor de nuca por haberle señalado el error.

Al cruzar uno o los dos brazos sobre el pecho se forma una barrera que, en esencia, es el intento de dejar fuera de nosotros la amenaza pendiente o las circunstancias indeseables. Cuando una persona tiene una actitud defensiva, negativa o nerviosa, cruza los brazos y muestra así que se siente amenazada. Cuando el oyente se cruza de brazos no solamente tiene pensamientos negativos sobre el que habla sino que también presta menos atención a lo que dice.

Este grupo de gestos se combina a veces con el de los dientes apretados y la cara enrojecida. En ese caso puede ser inminente el ataque verbal o físico. Es una actitud negativa de restricción, como queriendo sujetar a los brazos y no permitiendo dejar el cuerpo expuesto.

Otra versión de la barrera es tomarse de las manos. Es como revivir la sensación de seguridad que se experimentaba cuando uno era niño y los padres lo llevaban de la mano en situaciones de temor. En lugar de cruzar directamente un brazo sobre el otro, una mano sostiene un bolso, toca el reloj, el puño de la camisa, etc. De esta manera se formo la barrera y se ha logrado la sensación de seguridad. Los signos faciales juegan un papel clave en la comunicación. Sólo es necesario ver cómo en las conversaciones telefónicas la ausencia de estas expresiones hacen reducir significativamente el nombre de elementos a disposición del receptor para interpretar los mensajes.

Así interpretamos la alegría, la tristeza, el miedo, la rabia, la sorpresa, el asco o el afecto, por la simple observación de los movimientos de la cara de nuestro interlocutor. Así, la longitud de la mirada, es decir, la duración del contacto ininterrumpido entre los ojos, sugiere una unión de mensajes.

Cuando alguien se entusiasma las pupilas se dilatan hasta tener cuatro veces el tamaño normal. Pero cuando alguien esta de mal humor, enojado o tiene una actitud negativa, las pupilas se contraen Los ojos se usan mucho en la conquista amorosa. Aristóteles Onasis usaba anteojos negros para sus tratos comerciales a fin que sus ojos no revelaran sus pensamientos. Cuando una persona es deshonesta o trata de ocultar algo su mirada enfrenta a la nuestra menos de la tercera parte del tiempo.

Recorre los ojos, pasa por el mentón y se dirige hacia otras partes del cuerpo. Se usan para transmitir interés amoroso si se combina con una elevación en las cejas y una sonrisa u hostilidad si se combinan con las cejas fruncidas o hacia abajo.

Las piernas cruzadas, como los brazos cruzados, indican la posible existencia de una actitud negativa o defensiva. En un principio, el propósito de cruzar los brazos sobre el pecho era defender el corazón y la región superior del cuerpo.

Cruzar las piernas es el intento de defender la zona genital. Hay dos maneras fundamentales de cruzar las piernas estando sentado: Es la posición que usan los norteamericanos.

Una pierna se cruza netamente por encima de la otra; por lo general, la derecha sobre la izquierda. Sin embargo, este gesto es de apoyo a otros gestos negativos y no debe interpretarse aislado del contexto. Tanto el cruzarse de brazos corno de piernas señala la existencia de una actitud negativa o defensiva, y el cruce de tobillos indica lo mismo.

La versión masculina del cruce de tobillos se combina a menudo con los puños apoyados sobre las rodillas o con las manos cogiendo con fuerza los brazos del sillón. La versión femenina es apenas distinta: El gesto señala el disimulo de una actitud o emoción negativa: Es un gesto casi exclusivamente femenino. Un pie se engancha en la otra pierna para fortalecer la actitud defensiva. Cuando aparece este gesto, puede estar seguro de que la mujer se ha encerrado en ella misma, retrayéndose como una tortuga en su caparazón.

Esta posición es propia de las mujeres tímidas. Cuando la cabeza se inclina hacia un costado significa una demostración de interés. Cuando la cabeza esta inclinada hacia abajo señala que la actitud es negativa y hasta opuesta.

Es un gesto que irrita a mucha gente. Las mujeres reconocen enseguida las señales del cortejo, así como todos los gestos, pero los hombres son mucho menos perceptivos y a menudo son totalmente ciegos al lenguaje gestual. A continuación se menciona una lista de las señales utilizadas por los dos sexos para atraer a posibles amantes. Cuando una persona se encuentra en compañía de alguien del sexo opuesto, tiene lugar ciertos cambios fisiológicos: El cuerpo adopta una posición erguida y la persona parece haber rejuvenecido.

Como los machos de todas las especies, el hombre se comporta con coquetería cuando se acerca una mujer: Si no usa corbata, puede que alise el cuello de la camisa, se quite alguna mota de polvo imaginaria del hombro, o se arregle los gemelos, la camisa, la chaqueta o cualquier otra prenda.

También es posible que se pase una mano por el cabello. Las mujeres usan algunos de los gestos de coquetería de los hombres, como tocarse el cabello, alisar la ropa, colocar una mano, o ambas, en las caderas, dirigir el cuerpo y un pie hacia el hombre, las largas miradas íntimas y un intenso contacto visual. También pueden adoptar la postura con los pulgares en el cinturón que, aunque es un gesto agresivo masculino, es empleado también por las mujeres con su típica gracia femenina: Las palmas también se exhiben al hombre mientras se habla.

La ondulación de las caderas: Las miradas de reojo: Esta forma de mirar proporciona la sensación seductora de espiar y de ser espiado. Los labios pueden humedecerse con saliva o cosméticos. La mujer adquiere así un aspecto que invita a la sexualidad.

Los gestos del cruce de piernas femenino: A menudo, los hombres se sientan con las piernas para exhibir en forma agresiva la zona genital. Señalar con la rodilla: En esta posición, una pierna se dobla debajo de la otra y con la rodilla de la pierna cruzada se señala a la persona que ha despertado el interés.

Es una postura muy relajada que quita formalidad a la conversación y en la que se exponen un poco los muslos. Algunos hombres se excitan con ello. Es una posición que las mujeres usan conscientemente para llamar la atención. Otras señales que usan las mujeres son: A menudo se acompaña este gesto hablando en voz baja o grave.

Los gestos que se hacen al fumar pueden tener mucha importancia cuando se juzga la actitud de una persona. Fumar cigarrillos, como fumar en pipa, es un desplazamiento de la tensión interna que permite demorar las cosas. Una señal concreta indica si la persona tiene una actitud positiva o negativa en cada momento: La persona que tiene una actitud positiva, que se siente superior o que confía en sí misma, exhala hacia arriba la mayor parte del tiempo.

Exhalar el humo por la nariz indica que la persona se siente segura y superior. En general, siempre se han utilizado los cigarros para expresar superioridad debido a su costo y tamaño. Todos los objetos auxiliares que el hombre utiliza proporcionan oportunidades para hacer muchos gestos reveladores, y éste es el caso de los que usan anteojos. El acto de poner objetos contra los labios o en la boca representa un intento de revivir la sensación de seguridad del bebé que succiona el pecho de la madre, lo que significa que el gesto de llevarse los anteojos a la boca es un gesto de afirmación de la propia seguridad.

Los fumadores usan los cigarrillos para lo mismo y los niños se chupan el pulgar. Los actores del los años 20 y 30 usaban el gesto de mirar por encima de las gafas para representar una personalidad que juzga y critica. Esto no sólo relaja a la otra persona, sino que permite al que usa anteojos el control de la situación. Si se observa esto uno debe terminar la conversación como si uno hubiera tomado la decisión de finalizarla o bien buscar hacer algo que.

Tanto la posición triangular abierta o cerrada se usan para incluir o excluir a otra persona de la conversación. Cruzar las piernas y dirigir las rodillas hacia una persona es signo de aceptación e interés. O hacer alguna otra acción que rompa la posición cerrada.

Una pregunta que se escucha con frecuencia es: La mente humana parece poseer un mecanismo infalible que registra la desviación cuando recibe una serie de mensajes no verbales incongruentes.

Pero existen algunos casos en que se simula un lenguaje del cuerpo expresamente para ganar ciertas ventajas. Su estudio se popularizó durante la década de los Los movimientos, gestos y expresiones de los actores conducen la acción y nos cuentan todo lo que debemos saber acerca de sus sentimientos y motivos. De aquí nace una desconfianza hacia las palabras. La vestimenta y el peinado se han transformado en indicaciones de vital importancia acerca de actitudes éticas y políticas.

Como conclusión se puede señalar que los gestos son una cuestión de cultura, son algo que aprendemos inconscientemente de nuestro al derredor. Un ejemplo es la frialdad de los ingleses en cuanto a las manifestaciones afectivas. La comunicación es un proceso de participación, una actividad que contiene un proceso complejo y heterogéneo. No encontraba solución a mis dificultades para vender y aquí me han proporcionado herramientas de venta que a mí ni siguiera se me habían ocurrido.

Gracias por vuestra ayuda. Recomendaré este curso a todos los que se dedique a vender. Inicio Comunicación no verbal. La interpretación de la postura 3. La comunicación de los sentidos el tacto 4. El conjunto de gestos 5. Gestos al inicio de una conversación 5. Los territorios y las zonas 6. El apretón de manos 7.

Apretones de manos sumisos y dominantes 7. Los estilos para estrechar la mano 7. Manos con los dedos entrelazados 7. Manos en ojiva 7. Tomarse las manos, los brazos y las muñecas 7. Los gestos con el pulgar 7. Las manos en la cara 7.

Tocarse la nariz 7. Frotarse el ojo 7. Rascarse el cuello 7. Los dedos en la boca 7. Los gestos de frotarse o palmarse la cabeza 8. Los brazos defienden 8. Cruce de brazos reforzado 8. El gesto de tomarse de los brazos 8.

Cruce parcial de brazos 8. Gestos con las piernas Gestos de agresión Gestos de coquetería Cigarrillos y gafas La posibilidad de fingir La primera condición para que haya comunicación es la presencia de un emisor y un receptor. La comunicación no verbal, generalmente, mantiene una relación de interdependencia con la interacción verbal. En cualquier situación comunicativa, la comunicación no verbal es inevitable.

En los mensajes no verbales, predomina la función expresiva o emotiva sobre la referencial. En culturas diferentes, hay sistemas no verbales diferentes. La interpretación de la postura Para la mayoría de nosotros, la postura es un tema poco agradable sobre el que nuestra madre solía regañarnos. Movimientos corporales Las investigaciones acerca de la comunicación humana a menudo han descuidado al individuo en sí.

. PUTAS MADURAA ELY ESCORTS

: Frote hacia abajo joven

Escort peru fotos de jovenes putitas Fotos de putas preñadas whatsapp de chicas porno
GANG BANG PAOLA PUTA Manos en ojiva 7. Probablemente muy nervioso o simplemente tiene una mano que pica lol. Anne Bauman Julio 25, a 2: El uso frecuente de esta planta alivia la irritación, la quemadura y el dolor; acelerando la cicatrización y generando un efecto de frescor que alivia el dolor. Envejecimiento de la piel.
Frote hacia abajo joven Sexo interracial pendejos
Frote hacia abajo joven 506
SU PUEBLO ESCORTS El habitante de una ciudad tiene su burbuja privada de 46 cm, y hasta esa distancia extiende el brazo para saludar. En este caso el índice de la mano derecha rasca debajo del lóbulo de la oreja o rasca el costado del cuello. Su gesto, sin embargo hizo señal de que estuviera a cargo de la situación usted estaría dirigiendo suy ella aceptó tomar tu mano. No encontraba solución a mis dificultades para vender y aquí me han proporcionado herramientas de venta que a mí ni siguiera se me rechoncho coño caliente ocurrido. Niño llorando locamente jcomp 0.
No es necesario un libro, frote hacia abajo joven. Cigarrillos y gafas Cuando a Gina Martin un hombre le tomó una foto por debajo de la falda sin su permiso, ella lo denunció a la policía. Lo hacía todo sin darse cuenta y que bien me irritaba cada vez que me había dado cuenta de que lo había hecho. Mientras que yo estaba haciendo esto por su puesto, la ausencia de uno de los géneros seguía apareciendo — Tenía que mantener la corrección de la terminología que interpreté la lección.

Mexicano putas 2017

Diseño elegante moderno de movember. Diseño de movember con barba hipster. Colección de bigotes hipster dibujados a mano. Fondo de movember en estilo vintage. Fondo con patrón de movember. Cartel azul de movember. Hombre que mira cansado mientras que trabaja. Un muchacho joven que tiene eczema. Diseño dibujado a mano de movember. Diseño de movember con bigote dibujado a mano. Flecha roja apuntando hacia abajo mostrando crisis. Hermosa joven cubriendo sus orejas sobre fondo gris.

Diseño de movember con hombre gracioso. Colección brillosa de bigotes para movember. Diseño de movember en estilo de marco. Diseño de movember con barba dibujada a mano. Cartel marrón de movember. Iconos planos de crisis económica. Una anatomía humana del neumotórax. Planificación, el riesgo y la estrategia en los negocios, el juego de los empresarios colocando bloque de madera en una torre. Banners de crisis económica. Chica solitaria cerca de la ventana pensando en algo.

Primer plano, cansado, joven, mujer, frotar, nariz. Diseño moderno azul de movember. Si cree que cualquier contenido en la web de Freepik infringe derechos de propiedad intelectual, puede enviar una notificación para informarnos de dicha situación, junto con todos los datos e información necesaria.

Hola, identifícate Inicia sesión o Regístrate. Puede que también te interese. Hombre de negocios pensativo que pone sus zapatos en el escritorio minervastudio. Deprimida mujer joven con la mano en la cabeza kitzcorner.

Una niña con eczema en el fondo blanco brgfx 2. Retrato de un hombre maduro negocio deprimido sentado en la oscuridad yupachingping. Niño llorando locamente jcomp 0. Grupo de niños tristes que se sientan en el parque jcomp 0.

Muchacha triste sentada en el parque jcomp 0. Colección de bigotes freepik 14k Folleto azul de movember freepik 12k El gesto de exhibir las palmas de las manos se ha asociado siempre con la verdad, la honestidad, la lealtad y la deferencia. En la vida cotidiana, la gente usa dos posiciones fundamentales de las palmas: Cuando alguien desea ser franco y honesto, levanta una o ambas palmas hacia la otra persona y dice algo así como: Hay tres gestos principales de mando con las palmas: Estrecharse las manos es un vestigio que queda del hombre de las cavernas.

La forma moderna de ese ancestral gesto de saludo es estrecharse las palmas y sacudirías. En Occidente se practica ese saludo al encontrarse y al despedirse. Teniendo en cuenta lo que ya se ha dicho sobre la fuerza de una petición hecha con las palmas hacia arriba o hacia abajo, estudiemos la importancia de esas posiciones en el apretón de manos.

Supongamos que nos acaban de presentar a alguien y se realiza un apretón de manos. Tres actitudes pueden transmitirse en el apretón:. No es necesario que la palma quede hacia el suelo; basta con que esté hacia abajo sobre la palma de la. La inversa del apretón dominante es ofrecer la mano con la palma hacia arriba. Este gesto resulta especialmente efectivo cuando se desea ceder al otro el control de la situación, o hacerle sentir que lo tiene. Cuando dos personas dominantes se estrechan las manos tiene lugar una lucha simbólica, ya que cada una trata de poner la palma de la otra en posición de sumisión.

El resultado es un apretón de manos vertical en el que cada uno trasmite al otro un sentimiento de respeto y simpatía. Esa forma de dar la mano es típica del macho dominante y agresivo que siempre inicia el saludo. Su brazo rígido y la palma hacia abajo obligan al otro individuo a ponerse en la situación sumisa, pues tiene que responder con su palma hacia arriba. El iniciador trata de dar la impresión de ser una persona digna de confianza y honesta, pero cuando usa esa técnica con alguien que se acaba de conocer, el efecto es opuesto.

La intención que se manifiesta al extender las dos manos hacia el receptor demuestra sinceridad, confianza o un sentimiento profundo hacia el receptor. Tomarlo de la parte superior del brazo transmite mas sentimiento que tomarlo de la muñeca. La toma de la muñeca y del codo es aceptada solamente entre amigos íntimos o parientes. Si esto lo realiza un político o un vendedor con un cliente eventual, esto descoloca al receptor y no es bueno.

Pero realmente es un gesto de frustración o. Parece que existe una relación entre la altura a la que se sostienen las manos y la intensidad de la actitud negativa. La persona que se tiene confianza, que es superior, o la que usa mínima gesticulación, con frecuencia hace este gesto, y con él expresa su actitud de seguridad. La ojiva hacia arriba se usa cuando la persona esta opinando, cuando es la que habla.

Es un gesto de superioridad y seguridad. El uso de los pulgares en la expresión no verbal confirma lo anterior. Se usan para expresar dominio, superioridad e incluso agresión; los gestos con los pulgares son secundarios, forman parte de un grupo de gestos.

Con frecuencia los pulgares salen de los bolsillos, a veces de los bolsillos posteriores, como para disimular la actitud dominante de la persona. Las mujeres agresivas o dominantes usan también este gesto. Los que muestran los pulgares suelen añadir a este gesto el balanceo sobre los pies para dar la impresión de tener mayor estatura.

Otra posición conocida es la de los brazos cruzados con los pulgares hacia arriba. Es una señal doble pues los brazos indican una actitud defensiva o negativa, mientras que los pulgares representan una actitud de superioridad. El pulgar puede usarse también como un gesto de ridículo cuando señala a otra persona.

El pulgar que señala de este modo resulta irritante a la mayoría de las mujeres, especialmente cuando el gesto lo hace un hombre.

El gesto de agitar el pulgar es mucho menos habitual en las mujeres, aunque a veces señalan así a sus maridos o a las personas que no les agradan. Las posiciones de las manos en la cara son la base de los gestos humanos para engañar. En otras palabras, cuando vemos, decimos o escuchamos una mentira, a menudo intentamos taparnos los ojos, la boca figura punto 5 o los oídos con las manos.

La observación ulterior de otros grupos de gestos puede confirmar las sospechas. Es importante no interpretar aisladamente los gestos con las manos en la cara. Taparse la boca es uno de los gestos que resulta tan obvio en los adultos como en los niños. La mano cubre la boca y el pulgar se oprime contra la mejilla cuando el cerebro ordena, en forma subconsciente, que se supriman las palabras engañosas que acaban de decirse. A veces, el gesto se hace tapando la boca con algunos dedos o con el puño, pero el significado es el mismo.

El gesto de tocarse la nariz es, esencialmente, una versión disimulada de tocarse la boca. Otra explicación es que mentir produce picazón en las delicadas terminaciones nerviosas de la nariz y, para que pase, se hace necesario frotarla. Lo mismo sucede con rascarse la oreja.

Es la versión adulta del gesto de los niños de taparse los oídos con las dos manos para no oír una reprimenda. En este caso el índice de la mano derecha rasca debajo del lóbulo de la oreja o rasca el costado del cuello. Nuestras observaciones de este gesto revelan algo interesante: El gesto indica duda, incertidumbre, y es característico de la persona que dice: Es muy notorio cuando el lenguaje verbal contradice el gesto; por ejemplo, cuando la persona dice: Algunas personas cuando dicen una mentira y sospechan que se los ha descubierto realizan el gesto de tirar del cuello de la camisa.

Cuando descubra esto puede preguntarle a la persona que repita o explique nuevamente lo que ha dicho. El gesto de la persona que se pone los dedos en la boca cuando se siente presionada es el intento inconsciente de la persona de volver a la seguridad del recién nacido que succiona el pecho materno.

Un niño reemplaza el pecho de la madre por el pulgar, y el adulto no sólo se pone los dedos en la boca sino que inserta en ella cosas como cigarrillos, pipas, lapiceras, etc. Si bien casi todos los gestos hechos con las manos en la cara expresan mentira o desilusión, meterse los dedos en la boca es una manifestación de la necesidad de seguridad. Lo adecuado es dar garantías y seguridades a la persona que hace este gesto. Un movimiento simple como el de alcanzarle algo al oyente para alterarle la posición puede producir un cambio de actitud.

La evaluación se demuestra con la mano cerrada apoyada en la mejilla, en general con el índice hacia arriba. Cuando una persona se pone en la boca un objeto cigarrillo, lapicera, etc.

La versión exagerada de tirar del cuello de la camisa es frotarse la nuca con la palma de la mano. La persona que hace ese gesto cuando miente, por lo general evita la mirada directa y mira hacia abajo.

Ese gesto expresa también enojo o frustración. Si al señalarle un error a alguien esa persona reconoce el olvido cometido y se golpea la frente, es que no se ha sentido intimidada por su observación. Si, de lo contrario, se da la palmada en la nuca, refleja que usted es para el un dolor de nuca por haberle señalado el error.

Al cruzar uno o los dos brazos sobre el pecho se forma una barrera que, en esencia, es el intento de dejar fuera de nosotros la amenaza pendiente o las circunstancias indeseables. Cuando una persona tiene una actitud defensiva, negativa o nerviosa, cruza los brazos y muestra así que se siente amenazada. Cuando el oyente se cruza de brazos no solamente tiene pensamientos negativos sobre el que habla sino que también presta menos atención a lo que dice.

Este grupo de gestos se combina a veces con el de los dientes apretados y la cara enrojecida. En ese caso puede ser inminente el ataque verbal o físico. Es una actitud negativa de restricción, como queriendo sujetar a los brazos y no permitiendo dejar el cuerpo expuesto.

Otra versión de la barrera es tomarse de las manos. Es como revivir la sensación de seguridad que se experimentaba cuando uno era niño y los padres lo llevaban de la mano en situaciones de temor. En lugar de cruzar directamente un brazo sobre el otro, una mano sostiene un bolso, toca el reloj, el puño de la camisa, etc.

De esta manera se formo la barrera y se ha logrado la sensación de seguridad. Los signos faciales juegan un papel clave en la comunicación. Sólo es necesario ver cómo en las conversaciones telefónicas la ausencia de estas expresiones hacen reducir significativamente el nombre de elementos a disposición del receptor para interpretar los mensajes.

Así interpretamos la alegría, la tristeza, el miedo, la rabia, la sorpresa, el asco o el afecto, por la simple observación de los movimientos de la cara de nuestro interlocutor.

Así, la longitud de la mirada, es decir, la duración del contacto ininterrumpido entre los ojos, sugiere una unión de mensajes. Cuando alguien se entusiasma las pupilas se dilatan hasta tener cuatro veces el tamaño normal. Pero cuando alguien esta de mal humor, enojado o tiene una actitud negativa, las pupilas se contraen Los ojos se usan mucho en la conquista amorosa. Aristóteles Onasis usaba anteojos negros para sus tratos comerciales a fin que sus ojos no revelaran sus pensamientos.

Cuando una persona es deshonesta o trata de ocultar algo su mirada enfrenta a la nuestra menos de la tercera parte del tiempo. Recorre los ojos, pasa por el mentón y se dirige hacia otras partes del cuerpo. Se usan para transmitir interés amoroso si se combina con una elevación en las cejas y una sonrisa u hostilidad si se combinan con las cejas fruncidas o hacia abajo.

Las piernas cruzadas, como los brazos cruzados, indican la posible existencia de una actitud negativa o defensiva. En un principio, el propósito de cruzar los brazos sobre el pecho era defender el corazón y la región superior del cuerpo. Cruzar las piernas es el intento de defender la zona genital. Hay dos maneras fundamentales de cruzar las piernas estando sentado: Es la posición que usan los norteamericanos. Una pierna se cruza netamente por encima de la otra; por lo general, la derecha sobre la izquierda.

Sin embargo, este gesto es de apoyo a otros gestos negativos y no debe interpretarse aislado del contexto. Tanto el cruzarse de brazos corno de piernas señala la existencia de una actitud negativa o defensiva, y el cruce de tobillos indica lo mismo. La versión masculina del cruce de tobillos se combina a menudo con los puños apoyados sobre las rodillas o con las manos cogiendo con fuerza los brazos del sillón.

La versión femenina es apenas distinta: El gesto señala el disimulo de una actitud o emoción negativa: Es un gesto casi exclusivamente femenino. Un pie se engancha en la otra pierna para fortalecer la actitud defensiva. Cuando aparece este gesto, puede estar seguro de que la mujer se ha encerrado en ella misma, retrayéndose como una tortuga en su caparazón. Esta posición es propia de las mujeres tímidas.

Cuando la cabeza se inclina hacia un costado significa una demostración de interés. Cuando la cabeza esta inclinada hacia abajo señala que la actitud es negativa y hasta opuesta. Es un gesto que irrita a mucha gente. Las mujeres reconocen enseguida las señales del cortejo, así como todos los gestos, pero los hombres son mucho menos perceptivos y a menudo son totalmente ciegos al lenguaje gestual. A continuación se menciona una lista de las señales utilizadas por los dos sexos para atraer a posibles amantes.

Cuando una persona se encuentra en compañía de alguien del sexo opuesto, tiene lugar ciertos cambios fisiológicos: El cuerpo adopta una posición erguida y la persona parece haber rejuvenecido. Como los machos de todas las especies, el hombre se comporta con coquetería cuando se acerca una mujer: Si no usa corbata, puede que alise el cuello de la camisa, se quite alguna mota de polvo imaginaria del hombro, o se arregle los gemelos, la camisa, la chaqueta o cualquier otra prenda. También es posible que se pase una mano por el cabello.

Las mujeres usan algunos de los gestos de coquetería de los hombres, como tocarse el cabello, alisar la ropa, colocar una mano, o ambas, en las caderas, dirigir el cuerpo y un pie hacia el hombre, las largas miradas íntimas y un intenso contacto visual. También pueden adoptar la postura con los pulgares en el cinturón que, aunque es un gesto agresivo masculino, es empleado también por las mujeres con su típica gracia femenina: Las palmas también se exhiben al hombre mientras se habla.

La ondulación de las caderas: Las miradas de reojo: Esta forma de mirar proporciona la sensación seductora de espiar y de ser espiado. Los labios pueden humedecerse con saliva o cosméticos. La mujer adquiere así un aspecto que invita a la sexualidad. Los gestos del cruce de piernas femenino: A menudo, los hombres se sientan con las piernas para exhibir en forma agresiva la zona genital.

Señalar con la rodilla: En esta posición, una pierna se dobla debajo de la otra y con la rodilla de la pierna cruzada se señala a la persona que ha despertado el interés. Es una postura muy relajada que quita formalidad a la conversación y en la que se exponen un poco los muslos. Algunos hombres se excitan con ello. Es una posición que las mujeres usan conscientemente para llamar la atención. Otras señales que usan las mujeres son: A menudo se acompaña este gesto hablando en voz baja o grave.

Los gestos que se hacen al fumar pueden tener mucha importancia cuando se juzga la actitud de una persona. Fumar cigarrillos, como fumar en pipa, es un desplazamiento de la tensión interna que permite demorar las cosas. Una señal concreta indica si la persona tiene una actitud positiva o negativa en cada momento: La persona que tiene una actitud positiva, que se siente superior o que confía en sí misma, exhala hacia arriba la mayor parte del tiempo.

Exhalar el humo por la nariz indica que la persona se siente segura y superior. En general, siempre se han utilizado los cigarros para expresar superioridad debido a su costo y tamaño. Todos los objetos auxiliares que el hombre utiliza proporcionan oportunidades para hacer muchos gestos reveladores, y éste es el caso de los que usan anteojos. El acto de poner objetos contra los labios o en la boca representa un intento de revivir la sensación de seguridad del bebé que succiona el pecho de la madre, lo que significa que el gesto de llevarse los anteojos a la boca es un gesto de afirmación de la propia seguridad.

Los fumadores usan los cigarrillos para lo mismo y los niños se chupan el pulgar. Los actores del los años 20 y 30 usaban el gesto de mirar por encima de las gafas para representar una personalidad que juzga y critica. Esto no sólo relaja a la otra persona, sino que permite al que usa anteojos el control de la situación.

Si se observa esto uno debe terminar la conversación como si uno hubiera tomado la decisión de finalizarla o bien buscar hacer algo que. Tanto la posición triangular abierta o cerrada se usan para incluir o excluir a otra persona de la conversación. Cruzar las piernas y dirigir las rodillas hacia una persona es signo de aceptación e interés.

O hacer alguna otra acción que rompa la posición cerrada.

Frote hacia abajo joven

About the Author